jueves, 10 de agosto de 2017

JUEVEANDO CON EL RELOJ QUE MARCA LAS HORAS

Es este el tema elegido por Charo, veremos lo que da de sí el tiempo del reloj.
Si queréis curiosear sobre lo que escribimos, pinchad aquí





MI RELOJ

Ha estado siempre conmigo desde que tengo uso de razón, al menos que yo recuerde. 
Desbancó a los relojes que fueron llegando a mi vida en momentos importantes de ella, no sentía envidia de aquellos aparatitos que seguían los dictados de la moda, sabía que tarde o temprano él seguiría siendo el que marcara mis tiempos.
Mi reloj no es de oro ni plata, tampoco es analógico ni digital, no tiene marca conocida y a pesar de todo esto, tiene un valor incalculable, al menos para mí, porque nunca se ha retrasado, ni se ha adelantado un ápice de segundo, siempre ha marcado el tiempo con una precisión que ya la quisieran  los maestros relojeros suizos para sus preciadas y costosísimas marcas.
Cuando ha llegado la "moda", relativamente reciente,  de atrasar o adelantar la hora, al llegar el invierno y al comenzar el verano, como si con eso  la estupidez humana quisiera controlar y compartimentar el tiempo a su antojo, él ha estado atento y aunque refunfuñando,  ha sido fiel a su cometido de marcar los diferentes momentos del día con su acostumbrada puntualidad y según las normas dictadas por periódicos y telediarios.
Eso sí, tiene una particularidad: su sonido sólo puedo escucharlo yo, aunque a veces si no le hago caso puede alterarse y hacerse oír con tanta potencia como el despertador de campana que había en casa de mi abuela.
La pena es que no os lo puedo enseñar porque lo llevo metido en las mismísimas entrañas y es el encargado de avisarme cuando la gazuza aprieta y es el tiempo de saciarla.
En este momento me está avisando que es la hora de hacerle una visita urgente al frigorífico, así es que lo siento, os tengo que dejar.
¡Qué impertinente se pone a veces, no respeta nada!

56 comentarios:

  1. Yo también lo tengo y la marca del mío es BORBOGIGMO y a fe que tambien me funciona bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos nuestro propio borboritmo y suelen funcionar bien.

      Eliminar
  2. Tic... tac...tic... (me queda un suspiro para salir pitando)

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues corre, si te lo marca él, no esperes.

      Eliminar
  3. Gran relato, gracias por compartirlo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti siempre, por venir y comentar.

      Eliminar
  4. El mejor nuestro reloj interno
    nuestro reloj a golpe de latidos
    a golpe de emociones

    tic tac
    toc toc

    sigamos dando cuerda a la vida
    sigamos latiendo sin horas
    en nuestro propio tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bello comentario me dejas y además con moraleja a la vista.
      Gracias guapísima.

      Eliminar
  5. Los relojes son como los políticos. Cada vez que les miras te dicen una cosa diferente.
    Cosecha propia.

    ResponderEliminar
  6. Ja ja ja... muy bueno, tienes el mejor reloj. Se parece un poco al mío.

    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí el mejor, me entiende a la perfección y yo a él también.

      Eliminar
  7. LLevo un reloj japonés de 10€, cuando me acuerdo de ponérmelo, una marca muy conocida. Para colmo, puedo bañarme con él y me es útil en la piscina, pero no cuenta y con valor ni aprecio. Para mí el reloj no es una pieza fundamental.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate si para mí el reloj tiene poco aprecio que en vacaciones me lo quito y vivo libre de horarios. Sólo me dejo guiar por mi reloj interior que no me engaña.

      Eliminar
  8. Que casualidad, precisamente hoy me acabo de comprarme uno para llevarlo a la playa, ya que me dejaba siempre el relo atrás y para colmo dejo el smartphone en el apartamento.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te deseo que te salga bueno y que no le hagas demasiado caso, sobretodo en vacaciones.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Pues tú debes tener otro como el mío...

      Eliminar
  10. Reloj no marques las horas
    porque voy a enloquecer
    ella se irá para siempre
    cuando amanezca otra vez

    No más nos queda esta noche
    para vivir nuestro amor
    y su tic tac me recuerda
    mi irremediable dolor

    Reloj detén tu camino
    porque mi vida se apaga
    ella es la estrella que alumbra mi ser
    yo sin su amor no soy nada.

    Detén el tiempo en tus manos
    Haz de esta noche perpetua
    para que nunca se vaya de mí
    para que nunca amanezca.

    Detén el tiempo en tus manos
    Haz de esta noche perpetua
    para que nunca se vaya de mí
    para que nunca amanezca.

    Reloj detén tu camino
    porque mi vida se apaga
    ella es la estrella que alumbra mi ser
    yo sin su amor no soy nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has traído una canción que fue la primera que baile en mi vida y la bailé con el chico que me gustaba...

      Eliminar
  11. Hola. He llegado a tu blog y me ha encantado tu reloj. Y es que es verdad que el mejor reloj es el que llevamos dentro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de verte por aquí, vuelve cuando quieras, estás entre amigos que nos lo pasamos bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Jejeje
    Muy bueno, en lo único bueno de mi reloj que siempre me avisa cuando ya es hora de dormir y siempre muy temprano me despierta que es un nuevo día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y eso es malo?, yo diría que es buenísimo.

      Eliminar
  13. Lo que menos me gusta es tener que atrasar o adelantar la hora, sobre todo, porque cuesta unos días adaptarse al nuevo horario.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue a tu reloj interior y no tendrás que adelantar y atrasar dos veces al año.

      Eliminar
  14. Jajaja! Siempre tan original Tracy!Es el reloj más importante al que hay que hacerle caso!
    Muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por conducirnos tan maravillosamente como lo has hecho.

      Eliminar
  15. Es que como el reloj interno no hay ninguno....buenisimo, besos.

    ResponderEliminar
  16. Para mi el reloj es muy importante he llegado a tener uno en cada habitación. Soy un fanático del tiempo.

    ResponderEliminar
  17. Un reloj sabio, sale siempre la razón

    ResponderEliminar
  18. Ese reloj que nos cuida el cuerpo y el alma es muy importante, Tracy...Yo trato de serle fiel, porque forma parte de mi misma.
    Mi abrazo y mi cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que serle fiel, porque él las infedelidades las paga caras.

      Eliminar
  19. Jaja un reloj interno muy preciso, calibrado con tus propias y personales necesidades! Muy buenas reflexiones, Tracy 😄 un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Sin duda, es el mejor de todos :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! Qué original forma de encarar la propuesta. Me ha encantado.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegra que haya sido así.
      Besos.

      Eliminar
  22. Yo también tengo mi reloj biológico y me funciona muy bien. Sólo se marea unos dìas cuando viajo cambiando de hemisferio.

    ¡Qué contenta me puse al saber que te gustaron "mis" mosaicos!. Ya volveré en algún momento a ver los de Córdoba.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Córdoba te esperará con los brazos abiertos.

      Eliminar
  23. Buena entrada Tracy. Sin duda el reloj biológico es el que no falla. casi nunca. Pero debemoa cuidarlo con mimo, porque si no funciona o marca a deshoras, estamos perdidos.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cuidarlo muy bien, llevas mucha razón.
      Besos

      Eliminar
  24. Creo que si nos fiáramos exclusivamente de ese reloj nadie llegaría puntual a ninguna cita, salvo que fuera para comer, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para comer, para dormir, para amar...es el que regula todo.

      Eliminar
  25. Ese reloj nunca desaparece, aunque a veces se pone de lo más cabezón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabezón es un rato largo, al menos el mío y por lo que leo, el tuyo también lo es.

      Eliminar
  26. Un reloj interno y demandante. Bien planteado tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Ahí está, el mejor reloj es el que llevamos dentro. Ese no se equivoca y se mantiene al margen de los malditos cambios de hora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Mejor reloj que ese no lo hay,vamos seguro.
    Besos

    ResponderEliminar